Nuestro nuevo hombre en Latinoamérica, Patricio Orozco, acaba de pasar una semana en Chile reuniendo con nuestros clientes existentes e introduciendo algunos nuevos a las soluciones de i2O.

Chile es bien considerado en Latinoamérica como una buena cobertura de los servicios del agua y altos estándares de calidad del agua. Tres cosas lo han permitido. Un programa de nacionalización a finales de los años 1970 y 80, seguido de la privatización entre 1995 y 2006, creó una estructura que permitió aplicar la inversión al sector del agua. El regulador SISS, que observa las normas del sector, ha asegurado que las mejoras han sido entregadas. Una cultura de aceptar que los servicios del agua tienen que pagarse a precios de mercado ha ganado la aceptación generalizada entre la población.

Aunque muchas partes de Chile tienen suficiente agua de deshielo de los Andes, el país ha tenido que lidiar con una serie de desastres naturales, muchos precipitaron por el patrón de tiempo conocido como El Niño. Estos han incluido sequías, incendios forestales, inundaciones y terremotos. Chile enfrenta un incremento especialmente significativo del estrés de agua para 2040 según WRI que utiliza varios modelos climáticos y escenarios socioeconómicos para anotar y clasificar el estrés de agua futuro basado en la competencia por los recursos y el agotamiento del agua superficial.

Esta semana, las visitas de Patricio incluyen las empresas de agua más grande en Chile – Aguas Andinas, que sirve a la capital Santiago, la Empresa de Servicios Sanitarios del Bio-Bío (ESSBIO), y la Empresa Sanitaria de Valparaíso (ESVAL).

Santiago es la capital de Chile, fundada en 1541, pero como se puede ver en la imagen se mantiene muy actualizada. Aguas Andinas, propiedad de Suez/Agbar, suministra el agua de la ciudad. Las altas tarifas y los problemas del suministro han llevado a los manifestantes a exigir un retorno a la propiedad pública, con las sugerencias que el motive de lucro no puede conciliarse con las soluciones radicales necesarias para enfrentar el cambio climático.

Santiago

ESVAL se convirtieron en un cliente de i2O hace poco más un año cuando comenzaron a usar los registradores de i2O para recopilar los datos para hacer los informes legales a SISS. ESVAL también han empezado a gestionar la presión en su red utilizando la solución de oNet de i2O. Y este año estarán pilotando el Módulo Avanzado de iNet de i2O que proporciona la Monitorización de Condiciones de PRV, antes de desplegarlo a través de la red. Esperan expandir ambos de estos despliegues este año. Cuando visitó a ESVAL, Patricio le complace al ver las cajas de i2O vacías en las oficinas del cliente a la espera de reciclaje.

Esval

Como ESVAL, ESSBIO van a probar el Módulo Avanzado de iNet de i2O que proporciona la Monitorización de Condiciones de PRV antes de desplegarlo a través de la red, y están revisando los beneficios que oNet puede entregar a ellos a través de los desafíos que enfrentan: altas variaciones de presión, un montón de tuberías de asbestos débiles, y terremotos. Reconocen que la gestión avanzada de la presión es una solución más rápida y más barata que un programa extensor de reposición de tuberías. ESSBIO han tenido previamente las preocupaciones sobre el uso de software como un servicio, pero como muchas de las empresas de agua con las que interactúa i2O (y muchas otras industrias), el pensamiento del cielo azul de los grandes imperios de informática se está nublando. ESSBIO están aprovechando las ventajas de la nube: la velocidad con que se pueden obtener beneficios, los requisitos mínimos en la función de la informática de la empresa, los altos niveles de seguridad, y la rentabilidad de compartir la infraestructura de la informática.

Por ultimo, debemos mencionar que i2O tiene un excelente socio en Glemans con quienes trabaja estrechamente para ofrecer las soluciones de i2O a clientes en Chile.