Alpheus Water Research ha publicado un artículo detallando las razones por las que se cree que el agua acabará convirtiéndose en el principal motivo de preocupación en el mundo, por encima del cambio climático.

El artículo menciona muchos de los aspectos que i2O considera auténticos retos del sector, como son la escasez de agua, la antigüedad de las infraestructuras, la falta de ingresos y las limitaciones de capital.

Alpheus sostiene que el agua se convertirá en un problema mundial por su influencia en el sector alimentario. La agricultura depende del agua, y el sector agrícola está presente en todos los países.

La conclusión de Alpheus es que la industria del agua ofrece buenas oportunidades de inversión porque reúne las condiciones adecuadas: un fuerte crecimiento, innovación y escasez de capital. En su opinión, las oportunidades de inversión del sector hídrico crecerán en la medida en que lo hagan las necesidades de agua, puesto que se superarán los mecanismos de financiación tradicionales (impuestos y deuda pública).

El CO2 copa todas las portadas actualmente debido a que la concentración en la atmósfera terrestre alcanzó un nuevo récord en 2016, unas cotas nunca vistas en 800 000 años, con un aumento del 50 % con respecto a la media de la última década. En los últimos años se han reducido las emisiones de fuentes de procedencia humana, pero está por ver si la situación se puede revertir con la rapidez necesaria para evitar el desastre.

¿Cuánto tardaremos en empezar a hablar del agua en los mismos términos? ¿Se implantarán en todo el mundo soluciones de redes inteligentes antes de que se disparen todas las alarmas?